in

Crónica. El Rosario volvió a bendecir San Vicente

Claudia Barbero Seguir a @Clau_BarTej

Y es que los barrios, nuestros barrios, no se entienden sin sus Hermandades, especialmente esas Hermandades con sabor añejo, esas Vírgenes de Gloria que salen a las calles de su feligresía, como levan siglos haciendo, algunas ejerciendo incluso su patronazgo indiscutible.

Pues bien, el sábado hacía lo propio la Virgen del Rosario, la Titular de Gloria de la Hermandad de las Siete Palabras, sobre un monte blanco, y lo hacía en el paso del Nazareno de la corporación, al no encontrarse el suyo propio en condiciones aún de procesionar. Al caer la tarde se abrían las puertas de la Parroquia de San Vicente, puertas que no se abrirían de nuevo hasta pasadas las 22:00 de la noche, hora en la que tenía prevista su entrada la Virgen del Rosario.

La podíamos ver también en una estampa poco típica, pues no precesionaba con su manto habitual de salida, sino que lo hacía con el manto con el que procesiona habitualmente la Virgen de los Remedios en el paso de Misterio de las Siete Palabras.

Numeroso público acompañaba a la imagen, que iba con la Banda de Música de “Nuestra Señora del Sol” de Sevilla, que tocaba marchas como “Mi Amargura”, “Virgen de las Aguas” al llegar a la Capilla del Museo, donde fue recibida por la Hermandad del Lunes Santo, también se interpretó la marcha “Valle de Sevilla” en la Calle Gravina o “La Sangre y la Gloria”.

La corporación se encontró con un pequeño imprevisto al pasar por la Calle Gravina, pues había dos ramas de  naranjo, de unas más que considerables dimensiones, que impedían el paso de la Virgen por la calzada de la misma, pero nada que no pudiera solucionar la pericia demostrada de su capataz, que mandó a sus hombres subirse a la acera contraria para salvar estas dos ramas, e incluso hubo que bajar el paso en un momento dado, pero estos costaleros y su cuerpo de capataces demostraron su buen hacer y todo quedó en una hazaña reseñable (nosotros pudimos grabarlo en vídeo).

Una Procesión por las calles de su feligresía, visitando al Museo en su Capilla, una Procesión de calles que acogían a la Virgen del Rosario, a su Virgen del Rosario porque… ¿Qué sería del barrio de San Vicente sin su Virgen del Rosario?

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

El Dulce Nombre propondrá la restauración del Señor ante Anás

El Sanedrín. Rodin en Los Terceros