Sevilla

El Domingo de Ramos que Sevilla esperaba

La primera jornada oficial de la Semana Santa de Sevilla 2017, nos ha deparado un tradicional día de calor y gente. Sevilla se ha echado a la calle deseando presenciar los 9 cortejos de las 8 Hermandades que hoy realizaban su Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral.

El Salvador se inundó de pequeños y mayores a primera hora de la tarde, deseosos de cumplir con la tradición de contemplar la salida del misterio de la Sagrada Entrada en Jerusalén. La Banda de Cornetas y Tambores Ntra. Sra. del Sol, volvía a interpretar marchas de su anterior director, Manuel Esteban, recordando así los mejores años de esta formación. El paso misterio iba exornado de manera extraordinaria, cubriendo por completo el suelo, ya que la corporación se encuentra inmersa en la grabación de una película conmemorativa de la fusión de esta corporación con la del Amor.

La Hermandad de Jesús Despojado sigue cumpliendo sus expectativas, siendo una de las corporaciones que más publico congrega a su alrededor. Una cofradía que año tras año no deja a nadie indiferente, ya que cuenta con ambos pasos terminados y un cortejo de nazarenos que va creciendo.

Primera Estación de Penitencia de la Virgen de la Paz Coronada. En el martillo, se estrenaba Ernesto Sanguino como capataz general de la Cofradía, manteniendo un andar valiente y elegante en el paso de misterio. Los nazarenos de antifaz y túnica blanca agradecieron las pocas sombras que el Parque de María Luisa les concedía.

La única corporación que saca tres pasos en un mismo cortejo en esta jornada, como es la Hermandad de la Cena, se simbolizó nuevamente por los contrastes que ofrece. Por un lado, su soberbio paso de misterio que congenia a la perfección con los sones cigarreros, por otro lado, la belleza y solemnidad del Cristo de la Humildad y Paciencia y como punto final y elegante de la corporación, la Virgen del Subterráneo, con la que parece que se detiene el tiempo ante su presencia.

La Puerta de Córdoba se tenía de azul y plata al paso de la Hermandad de la Hiniesta. Un largo cortejo de capirotes azules que acompañaban al Crucificado y a la Dolorosa de Castillo Lastrucci, cuya tradicional y calurosa estampa por las murallas en la calle Macarena es todo un clásico del Domingo de Ramos. Un pequeño incidente sin consecuencias mayores hizo que la Hermandad dejase un pequeño retraso al entrar en Carrera Oficial.

El retraso que dejó la Hiniesta fue solventado por la Hermandad de San Roque a golpe de sones puros de cornetas y tambores. La Banda de la Cruz Roja estrenaba hoy en la calle una interesante composición musical, con la firma de Cristóbal López Gándara dedicada a la Dolorosa.

Muchísimo público desde horas antes para presenciar la primera de las Hermandades de Triana que cruza el puente como es la de La Estrella. Año tras año, el repertorio musical seleccionado para el misterio va mejorando, mientras que la Virgen de la Estrella volvía a ir bajo el palio de Garduño, dejando guardado “tristemente” una vez más el de Rodríguez Ojeda. La cofradía vuelve a batir su récord de nazarenos, siendo este año el año que más hermanos con papeleta forman el cortejo.

La única novedad en la Hermandad de la Amargura es la restauración de los tres romanos del misterio. El silencio se volvió a vestir de blanco en San Juan de la Palma, con una de las cofradías más bellas de ver en la calle.

El cierre del día lo pone la Hermandad del Amor. La corporación nunca lleva Cruz de Guía, ya que es la continuación del cortejo de la Borriquita y es la encargada de abrir y cerrar la jornada. El serio cortejo de altos nazarenos de ruán negro, acompañan al oscurecido Crucificado de Juan de Mesa. El palio de la Virgen del Socorro, uno de los más hermosos de Sevilla, pone cierre la jornada en carrera oficial. Este año, en su entrada, se cambiarán los paraguas del año pasado por la clásica rebeca en una noche de Domingo de Ramos bastante fresca.

AnteriorSiguiente