Córdoba, Sevilla

Córdoba. Galería: Besamanos de la Virgen de las Angustias. Por Lorena Garrido

Por fin el deseo de muchos cofrades y sobre todos seguidores fieles de Nuestra Señora de las Angustias se hizo realidad. Por fin llegó el día que el que volvió a su Reino, a un barrio que la echaba de menos, que contaba
los días para que los rayos de sol volvieran a destacar entre las vidrieras de San Agustín.

Estaba esplendida, más bella que nunca. Se notaba que la Reina estaba en casa. Todo quedó demostrado en todas las personas que se pasaron por San Agustín a besar la mano de su Reina y el pie de su Hijo muerto. Daba igual la hora que fuera, eso no importaba. Lo que verdaderamente importaba era el poder apreciarla desde tan cerca y sentir la tranquilidad que transmite que tan solo mirar tal maravillosa talla.

 

AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org