in ,

¿Cómo funciona un cajillo?

Ante el problema ocasionado en la noche de ayer con el crucificado de Pasión y Muerte, vamos a explicaros qué es y cómo funcionan los diferentes tipos de cajillos que se emplea en nuestros pasos para elevar y bajar la cruz u otro objeto (palmera de la Borriquita por ejemplo):

De cremallera, este mecanismo funciona mediante ruedas dentadas que son accionadas mediante un volante.

 Cajillo cremallera cajillo

Hidraúlicos, funciona mediante una bomba de aceite a presión. Su funcionamiento es similar al de los gatos hidraúlicos.

De polea, es el mecanismo más antiguo y que aún algunas hermandades lo siguen empleando. Mediante un mecanismo de polea, se va tensando un cable que eleva la cruz o la baja cuando éste se destensa.


Como dato curioso os comentaré que las cofradías suelen marcar en el cajillo, mediante rotulaciones, las alturas a las que debe situarse la Cruz según el lugar en el que se encuentren. Por ejemplo, en el vídeo se ve claramente como se lee la palabra “Calle”, es decir, marca la altura a la que va la Cruz durante el recorrido. Las otras alturas que suelen marcarse son “Salida”, “Puerta de Palos”, “Puerta San Miguel” y algún otro punto que presente dificultad durante el itinerario.

El método de seguridad empleado para la sujección de la Cruz, es el pasador. En el vídeo se ve como el operario saca el pasador para poder comenzar a elevar la Cruz.

Resaltar la peculiaridad de que en sus principios, el modo más rápido de elevar la Cruz era a través de un costalero, que sosteniendo la Cruz en peso, levantaba o bajaba la misma, bloqueándola posteriormente con un pasador.

Por útimo, y gracias a la colaboración de Manuel Mazuecos (www.manuelmazuecos.es), os mostramos un dibujo de cada uno de los tipos de cajillo:

cajillo


¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por David Jiménez

Community manager y fotógrafo profesional

Guía para vestir en Semana Santa por Victoria Bioque

El Viernes de Dolores que todos deseábamos