La Crítica Cofradiera

CÁDIZ. La Crítica Cofradiera. Corpus Express

2 (2)El pasado Domingo se celebró en la Capital Gaditana la Procesión del Corpus. Dicen los historiadores y viejos del lugar que en antaño era uno de los más importantes de España junto a los de ciudades como Toledo, Sevilla o Granada. Pues que Dios bendiga aquellas celebraciones de Corpus de los Siglos XX, XIX, XVIII, así hasta Urbano IV y que ahora nos coja confesados.

Todo empezó mal, hace ya semanas incluso meses. Cuando uno de los Obispos más impopulares que ha tenido en su historia la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Monseñor Rafael Zornoza Boy, tomó la decisión de presidir tanto el Corpus de Cádiz a la mañana, como el de Ceuta por la tarde. Que está en todo su derecho monseñor. Incluso en su obligación. Pero Mr. Boy va de polémica en polémica. No da una nuestro pastor últimamente o es que nosotros seremos ya unas ovejas demasiado descarriladas.

Para ello alguien tuvo la genial idea de que el Corpus tendría que ser lo más rápido posible. Como una especie de Gran Premio de Mónaco, pero sustituyendo los coches de Fórmula 1, por la Custodia y la Patrona, y desarrollándose por las adoquinadas calles de Cádiz. Los capataces Juan Pidre y Julio Reyeros serían algo así como Fernando Alonso y Lewis Hamilton. A las formaciones musicales de la Sagrada Cena, Maestro Dueñas y Soledad de Cantillana les tocaría ser el rugir de aquellos potentes motores de los coches de carrera.

¿Quién dio la orden de que este año fuese un “CORPUS EXPRES” o un “CORPUS A VOLANDAS Y A LO LOCO”, para que MONSEÑOR NO PIERDA EL FERRI? ¿El Obispado? ¿El Cabildo Catedralicio? ¿El Consejo Local de Hermandades y Cofradías? Creo que nunca lo sabremos porque ya saben ustedes cómo funciona esto de… me han dicho que tú has dicho un dicho que yo he dicho. Ese dicho está mal dicho, pues si yo lo hubiera dicho, estaría mejor dicho que el dicho que a mí me han dicho que tú has dicho que yo he dicho.

Todo podía llegar a tener su punto de lógica (ironía), hasta que en la mañana de aquel bendito y soleado Domingo de Corpus todos empiezan a contradecirse y a quedar en evidencia:

1. Monseñor que a pesar de que tendría los billetes del Ferri bajo sus sagrados ropajes, alarga más de la cuenta una homilía que se inició con retraso, por lo que la PROCESIÓN COMIENZA TARDE.

2. Una VERGONZOSA PUESTA EN LA CALLE DEL CORTEJO, que no realizarían ni unos estudiantes de “Primer Curso en Fiscalía”. Lleno de cortes y lagunas, y eso que era en su inicio, es decir, salida de la rampa por la Santa Iglesia Catedral. Hasta un enchaquetado hombre exaltado y nervioso, de sudorosa frente, se puso a dar gritos en la misma al ver tal esperpento de inicio de procesión. Imaginamos pertenecía a tan excelente organización (ironía). Todo esto retrasmitido en directo por Onda Cádiz Radio Televisión para el mundo entero.

3. Suena la marcha Stella Signum Fidei. La Patrona de Cádiz está en la calle y con órdenes de que hay que caminar ligero ¡QUE MONSEÑOR PIERDE EL FERRI!. Pues no llegó ni a la primera esquina, que la cuadrilla de la Virgen del Rosario Coronada se ve obligada a dar fondo porque EL CORTEJO NO AVANZA. Hasta bulla se formó por unos instantes. Parecía aquello la Macarena por la calle Parras en plena Madrugá. Hasta algún que otro cofrade se vio “atosigado” por esa situación (no iría a la Coronación del Carmen ni a una recogida de la Virgen de las Penas y no está acostumbrado el buen hombre).

4. Algún erudito organizativo le dice al inicio de la procesión que hay que acelerar el ritmo. Por lo que comienza la Patrona a navegar, hasta 20 minutos de chicota sin dar fondo ¡QUE MONSEÑOR PIERDE EL FERRI! Y comienzan a aparecer los problemas. PRIMERO, que la Custodia del Santísimo Sacramento es tan grande, pesada, antigua, sin amortiguadores y con las ruedas muy pequeñas para tanta velocidad, por lo que la procesión comienza a separarse, descolgarse y dividirse, convirtiéndose en un acordeón humano y divino. SEGUNDO, que los ciudadanos que han pagado 4 €urazos por su silla se sienten estafados por la velocidad y poca duración de la misma. TERCERO, que a pesar de existir un itinerario tradicional, histórico y más corto optan por este. CUARTO, algún que otro anciano de los de bastón y tacatá en mano tuvo que abandonar cortejo ante la velocidad de la misma ¡QUE MONSEÑOR PIERDE EL FERRI!.

Tras el ver el resultado del Corpus de Cádiz de este año, lo mas inaudito aún es que en años anteriores, la culpa de la “lentitud relativa” de la procesión (duraba menos de dos horas en la calle) era vertida sobre la Archicofradía de nuestra Patrona, a la cual acusaban de la lentitud de su caminar. Por lo que se llegó a plantear que la Virgen del Rosario no fuese ni a la procesión o acudiera pero sin acompañamiento musical ¡QUE MONSEÑOR PIERDE EL FERRI!. Tras lo comprobado este año, como es, que la Patrona de Cádiz camina a un ritmo asombroso a pesar de las múltiples ocasiones en las que el cortejo interrumpía e impedía su andar ¿A quién le vamos a echar la culpa este año? ¿A la Patrona y su banda? ¿O al Consejo Local de Hermandades y Cofradías con Monseñor y su Ferri a la cabeza?.

Todo esto podemos complementarlo con un precioso boceto de la ALFOMBRA DE FLORES Y SALES diseñado por el artista Antonio Álvarez del Pino, que fue mutilado y reformado por los órganos responsables y cuyo resultado fue francamente ridículo. Unas LÁMPARAS en la calle Pelota realmente horrendas. Unas especies de DECORATIVAS “GALLETAS MARÍA” de colores vistosos y cantosos situadas en las farolas de la calle Nueva o una escasez atroz de ROMERO en nuestras calles, entre otros muchos detalles. Si el Papa “Urbano IV” levantara la cabeza…

AnteriorSiguiente