in

Besos de Pasión

Tweet Hay en Sevilla un lugar mágico, un lugar especial. Un sitio donde concurren todas las sensaciones más bonitas que embriagan a cualquier ser humano, allí donde se encuentran el Amor y la Pasión. Es un sentimiento indescriptible, algo que nos acompaña a cada paso en nuestra vida.


Y es que empiezan desde niños con esos sueños de blanco, noches en vela pensando en ese Domingo de Ramos. Cuando de repente llega el día hasta la alegría se escucha, se llenan las calles de Amor, de ese amor tan pequeño y tan inocente que se transforma indirectamente en el Amor más grande y más sincero. Blanco, el color de la alegría de los sueños, es un color que transmite la falta de preocupaciones que se traduce en un ambiente de revolución, pero paradójicamente, también de paz.
Poco a poco esos niños van creciendo, y dejan de ser despreocupados, se dan cuenta de que la vida no es tan fácil como parecía y poco a poco sus almas se tiñen de negro como el color de sus túnicas. Pero descubren un Amor diferente, un amor responsable, algo que dura para siempre. Ya que, aunque quieran, nunca volverán a ser esos niños que antes eran. Aprenden a cuidar de ellos, pero también a cuidar de los demás.
Pese a que el Amor parezca fuerte, parece que a veces se confunde con la Pasión. Ese sentimiento que nos arrolla y pisa por donde pasa, y que tantas veces nos conduce a error pero que otras tantas nos da las mayores alegrías.
Pero, qué mejor alegría: que concurran las dos, el Amor y la Pasión. Porque es entrar en esa iglesia del Salvador y de repente se para el tiempo, un escalofrío recorre nuestro cuerpo y hace que el mundo deje de girar. Y entonces puedes escuchar los latidos de su corazón, saber que no estás solo. Alguien te agarra la mano, se ve una lágrima caer, se escucha un suspiro en el silencio, y de repente te das cuenta de que todo sigue. El tiempo que se detuvo en aquella mirada callada, en esa sonrisa, y en ese abrazo que siempre aparece en el momento adecuado, vuelven en aquel rincón que creamos allí donde se encontramos el cariño y el amor.
Carmen García de la Escosura Vázquez

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por Nacho Sánchez

Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org

Hoy, Vía Crucis del Señor Cautivo y Rescatado

El Señor de las Misericordias llenó de austeridad la Judería Sevillana