Fotografías, Fotografías Huelva, Huelva

Victoria, Rosa de los Vientos de Huelva y Reina del Polvorín

La Virgen de la Victoria lució ataviada con la saya de la Coronación Canónica, bordada en oro y sedas por Manuel Solano Rodríguez, y con un tocado de encaje de punto de aguja del siglo XIX, donado en el año 2012 por varios hermanos y devotos; así como luciendo el majestuoso manto bordado por las Religiosas Filipenses Hijas de María Dolorosa del Convento de Santa Isabel de Sevilla, en el que el terciopelo azul de Lyon desaparece bajo torrentes de oro; y, completando su ajuar, la toca de sobremanto barroca realizada en malla de red bordada en oro y sedas, y el fajín del Teniente General de la Guardia Civil Aramburu Topete.

Tras la Virgen de la Victoria, se dispone desde el suelo de la capilla un dosel contorneado por arbotantes dorados, coronado por una cúpula y flanqueado por columnas que sirven de soporte de plateados candeleros y jarras. La envoltura de clasicismo que generan todos los elementos, nos ayuda a conectar directamente con las líneas que definen el retablo que tallara Miguel Hierro Barrera, donde sobresale el remate del camarín de la Madre de Dios.

El exorno floral que rodea a la Santísima Virgen de la Victoria combina rosas blancas, liliums y granadas, símbolo de su maternidad eclesial, que aportan frescura y pureza al conjunto.

Entre otras joyas –como la primera insignia de oro y brillantes concedida por el Recreativo de Huelva–, luce las medallas de Oro de la Ciudad y la del Consejo de Hermandades y Cofradías de la Semana Santa de Huelva, el puñal de plata sobredorada de Jesús Domínguez del año 1989 y sendas condecoraciones militares de Julio Muñoz Salguero y, sobre sus sienes, la corona de oro y brillantes de la Coronación Canónica realizada por Joyería Manuel Valera –única corona de oro de joyería en Huelva junto con la de Nuestra Señora de la Cinta–.

AnteriorSiguiente