in

35 años del descubrimiento de la autoría del Cristo de la Buena Muerte

El documento se encontró en su interior

En el pasado mes de febrero, se cumplieron 35 años de un incidente ocurrido con el Santísimo Cristo de la Buena Muerte de los Estudiantes, que nos permitió certificar la autoría de la imagen por parte de Juan de Mesa.

Fue el 13 de marzo de 1620 cuando la Compañía de Jesús en Sevilla, encargó su hechura a Juan de Mesa junto con una Magdalena abrazada al pie de la Cruz. Todo ello por un precio de 150 ducados.

En el traslado a la Anunciación

Altar de Quinario en la iglesia de la Anunciación.

Tras el acuerdo alcanzado por la corporación, se decidió celebrar el Quinario en la iglesia de la Anunciación. Para ello, el 27 de febrero de 1983, y desde la Capilla de la Universidad, se llevó a cabo el traslado en andas, del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y de María Santísima de la Angustia.

Las andas del crucificado eran llevadas por seis personas, dos a los pies y cuatro a la altura de la cabeza.

A la altura de la calle Placentines, la Cruz cayó al suelo, provocando que el fuerte golpe producido provocara el desprendimiento de la cabeza y la rotura de uno de los brazos. El público y hermanos que allí se encontraban prestaron su ayuda de forma inmediata mientras lloraban por lo ocurrido.

Corriendo hacia la Anunciación

Rápidamente, los hermanos juntaron la cabeza al cuerpo y, sujetándola, continuaron su camino, de una forma mucho más veloz, hacia la iglesia de la Anunciación.

Una vez allí, la talla fue depositada en la sala de exposición de la Hermandad del Valle.

Al poco tiempo, se presentaron varias personas entendidas en la materia, como el profesor Arquillo, para estudiar el estado en el que se encontraba el crucificado.

Mal estado de conservación

Tanto Arquillo como las personas que le acompañaban en el estudio del estado de la imagen, precisaron que existía un desgaste en el ensamble de la cabeza con el tronco provocado por el polvo viejo que, a simple vista, era inapreciable por los técnicos de la materia, lo que hacía imposible su detección. Sin embargo, determinaron que ese problema hizo que el riesgo de desprendimiento fuera muy elevado.

La autoría de Juan de Mesa

Como consecuencia de lo ocurrido, fue hallado un documento que confirmaba la autoría y datación de la obra: “Ego feci Joannes de Mesa, anno 1620“.

En 1985 los hermanos Cruz Solís, al ultimar la consolidación de la talla, encontraron otro escrito que fijaba su terminación el 8 de Septiembre de 1620.

¿Qué te ha parecido?

6 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 6

Añadir voto: 6

Porcentaje votos positivos: 100.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por David Jiménez

Community manager y fotógrafo profesional

La equivocada imagen que tienen de la Semana Santa de Sevilla

San Juan de la Palma, por primera vez para el Rosario de la Aurora de Montesión