in ,

La Asunción recorrió las calles de Cantillana

Como cada 15 de agosto, día de la Asunción de María, día Grande en Cantillana, estallaba el júbilo devocional hacia la titular de la parroquia, Ntra Señora de la Asunción.

Sobre las nueve de la noche hacía su salida entre vítores y plegarias acompañada de la Banda de Música Ntra Señora de la Soledad de Cantillana, que sustituía en este año a la Banda de Música de Ntra Señora de la Victoria y de la Agrupación Musical “Muchachos de Consolación” de Utrera abriendo el paso de la sagrada imagen, los cuales estrenaron la marcha “Asunción, de Cantillana Reina y Madre”

Cabe destacar como la Villa de Cantillana engalana sus calles para las dos grandes devociones del Pueblo, Ntra Señora de la Asunción y la Divina Pastora de las Almas.

Sobre las doce de la noche llegaba el paso de la Asunción a la calle Martín Rey, donde cada año en su casa hermandad, se realiza una gran petalada, que este año para muchos les supo a poco comparado con la Extraordinaria del 14 de febrero o de otros 15 de agosto.

Otro de los Grandes momentos de la procesión fue una abarrotada Cuesta del Reloj donde numerosos vecinos le tiraron una bonita petalada siempre a sones de marchas de corte glorioso con los que la banda de música de la Soledad se ganó el cariño de los hermanos y devotos de la asunción

Después de una gran noche Asuncionista, Ntra Señora de la Asunción hacia su entrada en la parroquia que lleva su nombre alrededor de las 05:25 de la mañana.

Terminaba uno de los dos grandes días para la Villa de Cantillana por que el próximo día 8 de Septiembre saldrá la Divina Pastora de las Almas.

A continuación les mostramos una extensa galería realizada por Ángel Martín Vazquez y Javier Cantos Lozano.

 

 

 

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

El Taller de Sucesores de Elena Caro devolverán el esplendor al Manto de la Virgen de la Caridad

75 Años de Cautivo y Paz en Isla Cristina