in

Análisis de la música de la Semana Santa de 2018 (I)

Primera parte de la valoración de las diferentes formaciones musicales que han participado en la Semana Santa.

Una vez terminada la Semana Santa de este año 2018, donde casi todas las Hermandades consiguieron ponerse en la calle, llega el momento de valorar los acompañamientos musicales que han tenido durante esos intensos días. Y aunque la música debe ser un mero acompañamiento, su función se antoja hoy día casi imprescindible para la correcta puesta en escena de nuestras Hermandades en la calle.

Antes de entrar a valoraciones particulares, destacar un detalle: en la Semana Santa de Sevilla tocan prácticamente todas las mejores formaciones musicales del género. El listón cada año está más alto, y la música que suena suena en casi todos los casos con una afinación y una potencia extraordinaria. Así mismo, conviene recordar que el repertorio de estas formaciones están en casi todos los casos impuestos por las propias Hermandades, por lo que la culpa de que un repertorio sea bueno o malo en ningún caso es debido a la propia banda.

En cuanto a las instrumentaciones, me ha alegrado mucho notar que todas las formaciones de viento-metal que usan trombones han apostado por los trombones de varas, complementando o casi sustituyendo a los tradicionales trombones de pistones, lo cual supone un gran avance en afinación y potencia, que repercute en una mayor calidad de las interpretaciones.

En este primer apartado vamos a centrarnos en las formaciones musicales de viento-metal y percusión conocidas popularmente como «bandas de cornetas y tambores»:

Las Cigarreras: muchos componentes muy bien formados musicalmente y con experiencia. La banda es una auténtica delicia escucharla en Semana Santa. En esta Semana Santa se han escuchados sus dos últimas novedades con respecto a la de 2017: «Soberana» de Francisco Javier Torres Simón, y «Silencio, ante Herodes… el Hijo de Dios», de Cristóbal López Gándara.

Tres Caídas: prácticamente lo mismo podríamos decir de la banda de la Esperanza de Triana. Con mucha fuerza, como todos los años, se han escuchado mucho las marchas más modernas con una gran interpretación. Este año han estrenado una marcha el mismo Lunes Santo, titulada «Otra vez lo vi pasar», escrita por Manuel Alejandro González Cruz.

El repertorio no lo eligen las bandas, éstas solo lo interpretan.

Sol: que siga el imperio. Tras incorporar las marchas de Manuel Esteban para el año pasado, este año las interpretaciones han sido mucho más asentadas, con el sello inconfundible de la banda. Sus estrenos para esta Semana Santa han sido «El romance de Medea», adaptada de la obra de Manolo Sanlúcar, «La noche», de Álvaro Rufino Álvarez y «Ateh», de Juan Manuel Fernández Carranza.

Presentación al pueblo (Dos Hermanas): sin la brillantez de hace varios años, la banda nazarena ha combinado interpretaciones mediocres y desafinadas con interpretaciones correctas, especialmente en las marchas más modernas de su repertorio propio. Han estrenado tres marchas: «Estrella» de José María Sánchez Martín, «Exaltación» de Agustín Moya y José Manuel Lechuga, y «Ángeles de San Bernardo» de Francisco Javier Torres Simón.

Centuria Macarena: mejor que en 2017, la banda sigue interpretado varias marchas de otras formaciones adaptadas a su instrumentación pura de cornetas y tambores. Sus novedades han sido «Alea jacta est» de David Moya Díaz, y «Señor de la Amargura» de Sebastián García Moreno.

Esencia: extraordinario el mérito que tiene esta banda pura de cornetas y tambores para sonar tan afinada y con tanta fuerza usando únicamente un instrumento tan limitado como la corneta. Siguen incorporando marchas de los 80 y 90 a su repertorio, aunque no han estrenado ninguna marcha este año.

En líneas generales, la afinación e interpretación es notable en nuestras bandas.

Rosario (Cádiz): los sones de la ciudad de Cádiz llegaron el año pasado para quedarse. Una gran banda que aguanta un recorrido tan largo como el de la Sed combinando grandes interpretaciones de marchas de otras bandas y espectaculares estrenos. Un único estreno: «La Amargura» de Manuel Jesús Guerrero y Francisco Peña.

Sangre de San Benito: la peculiar instrumentación de esta banda hace que a veces no se le reconozca el mérito que tiene. Tremendamente afinada, su escasez de cornetas hace que las marchas suenen diferentes pero con un altísimo nivel de interpretación. Para Semana Santa estrenaron «Por el amor de un barrio» de Francisco Munoz-Reja, y «Salud y vida», de Jesús Pérez Oliver.

Cautivo de Santa Genoveva: la banda del Cautivo ha sonado bien, en general, este año. Por desgracia hay que decir que el margen de mejora de la banda era muy grande, y lo sigue siendo. Este año la formación no ha realizado ningún estreno.

San Juan Evangelista: la cantera de la banda de Triana funciona como lo que es, como una banda de cantera. Aun así, su sonido este año ha sido bastante bueno. Se estrenó la marcha «Jesús, el galileo» de Manuel Alejandro González Cruz.

Nota final: aunque no he podido escuchar a todas las formaciones que tocan en las cruces de guía de las distintas Hermandades, sí quiero destacar la gran interpretación que realizó la Banda de Cornetas y Tambores «Pasión de Cristo» del Parque Alcosa de la marcha «Pilatos a Jesús», de Antonio Velasco, en la Cruz de Guía de San Roque.

¿Qué te ha parecido?

5 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 19

Añadir voto: 12

Porcentaje votos positivos: 63.157895%

Quitar voto: 7

Porcentaje votos negativos: 36.842105%

Escrito por Javier Guerra

Creador y responsable de MarchasDeCristo. Católico, hombre de Hermandades y defensor de la música procesional en todas sus vertientes.

Bienmesuena vuelve a tocar en la Procesión Sacramental del Sagrario

La Reina de Todos los Santos protagoniza el cartel de las Glorias 2018